Pavimentos de Interior

Los pavimentos para interior, al no estar expuestos a grandes rangos de temperatura, no sufren tanto como los de exterior, además, no están expuestos al sol ni a la lluvia.

Solo hay que tener en cuenta la exposición que puedan tener al agua, como en baños, o a agentes químicos como la cocina, para que tengan alguna característica técnica específica.
Por ejemplo, para el baño se recomienda que tenga un grado antideslizante clase 2 y en las cocinas, que su dureza sea considerable, como los pavimentos porcelánicos, que además, son muy resistentes a los agentes químicos.

Cumpliendo estas características técnicas, ahora es el momento de elegir el estilo que más te guste.

Pavimentos ideales para la cocina, hidráulicos, vinílicos, laminados y más.

El pavimento de tu salón será fundamental para tu hogar. Lisos, imitación a hidráulico o en pequeños y grandes formatos.

El pavimento de baldosa cerámica será un completo acierto en tu baño. Estilos urbanos, clásicos, vintage …

Pavimentos antideslizantes, con resistencia al rayado, elegantes y de fácil limpieza.

Pavimentos de imitación madera refinados con acabados totalmente naturales, perfectos para interior como exterior.

RECOMENDACIONES PARA LA COLOCACIÓN DE PAVIMENTO

La mayoría de las Series están fabricadas en gres extrusionado de baja absorción de agua. Aunque el dorso de las piezas está estriado en cola de milano para aumentar la adhesión de las mismas al mortero de agarre, se recomienda, sin excluir otros posibles métodos, la colocación de baldosas y piezas especiales con mortero adhesivo predosificado (tipo cemento-cola) de buena calidad adecuado al uso y condiciones de uso del recubrimiento cerámico.

En zona de climatología severa, riesgo de heladas o colocación en exteriores o piscinas, se recomienda utilizar morteros adhesivos:

  • Tipo flexible
  • Especial porcelánico
  • Especial fachadas
  •  Especial piscinas

 En cada caso, de un fabricante reconocido de materiales de instalación de cerámica, disponible en almacenes de materiales.

SOPORTE DE COLOCACIÓN

Deberá ser estable dimensionalmente, sano, sólido, resistente y rígido, con superficie de rugosidad suficiente.

Soportes flexibles o estructuras deformables requieren una capa de desolidarización y juntas de movimiento, formatos menores y juntas de colocación más anchas.

TAREAS PREVIAS A LA COLOCACIÓN

Las baldosas se mezclarán antes de su colocación para conseguir una destonificación armónica, abriendo varias cajas de diferentes pallets, en su caso.

COLOCACIÓN EN CAPA GRUESA

En caso de utilizar el sistema tradicional, recomendamos usar morteros de capa gruesa mejorados con aditivo látex para aumentar la adhesión de la capa de agarre con la cerámica de baja absorción.

Existen morteros adhesivos preparados de capa media que permiten nivelar (hasta 2-3 cm.) e instalar la cerámica a la vez.

COLOCACIÓN EN CAPA FINA

  1. Primero hay que regularizar el soporte con una capa de mortero de nivelación.
  2. Sobre el soporte nivelado se extiende el mortero adhesivo en capa fina, en lecho continuo, con llana dentada de tamaño adecuado.
  3. En solados exteriores se resolverán cuidadosamente las pendientes de desagüe, la impermeabilización del soporte y la confección de juntas perimetrales y juntas de partición cada 5×5 m. como máximo.
  4. La junta entre las piezas recomendada será de 5 mm, para respetar la modularidad de las series y la correspondencia de juntas entre los diferentes formatos y/o piezas especiales.

* IMPORTANTE: se respetará la dirección del ranurado posterior de las baldosas, colocándolas siempre en la misma dirección.

REJUNTADO

El rejuntado se efectuará con un material de prestaciones adecuadas a la solicitación del recubrimiento durante su uso, y se optará por un mortero preparado de cualquier fabricante reconocido, ya que ofrecen una amplia gama de colores y materiales de diferentes características.

El tipo de mortero de juntas adecuado será Tipo CG2 usando , en caso de requerir resistencia química materiales Tipo RG.

ASESORAMIENTO

Es conveniente contar con el asesoramiento del fabricante de materiales de instalación elegido, para que facilite información sobre prestaciones, instrucciones de uso, tiempo abierto, etc. así como procedimientos de limpieza de la instalación después de la colocación y el rejuntado.

LIMPIEZA DE OBRA Y MANTENIMIENTO

Si después de la colocación y la primera limpieza, quedan restos de materiales cementosos sobre la superficie de la instalación, recomendamos:

  1. Usar un limpiador cerámico o desincrustante ácido adquirido en cualquier almacén de materiales.
  2. Antes de la aplicación mojar el recubrimiento para saturar las juntas de agua y protegerlas de la acción del limpiador.
  3. Después del lavado, eliminar el producto con abundante agua limpia.
  4. Para el mantenimiento ordinario, existen productos adecuados específicos para cerámica.